Páginas vistas en total

sábado, 17 de marzo de 2012

La urgencia o poema indignado



Desgarrado por la agónica mueca
del desamparo y la política del olvido,
en mis cavernas internas de escalofríos
la sangre calienta
por un canto de rebeldía
por una mirada de esperanza
por una prorrata de libertad
que no sea ultrajada.
La vida entera daría
por ver a mi pueblo emancipado
y con certeza,
en una lucha sin trinchera
con los brazos altivos
y la mirada indomable y progresista
en las calles cuando se requiera.

Ofrendo este urgente clamor pues
sonríe cruda la maldad
de quienes la mirada han puesto
en los espejos con brillo
y obnubilados
se piensan
se sienten
y actúan separados.

Criollos filibusteros
malos hijos de la patria
malos gobernantes
malinches hipócritas
malos funcionarios
que abultan sus bolsillos
con la tragedia del pueblo.
 
Es inminente la victoria
de la rebelión de las ideas
y la emancipación definitiva
contra toda forma de crueldad

Urgente la marcha por la inocencia
de los sueños de tantos niños y niñas
que esperan que el canto de la vida los despierte
Urgente una reforma,
inspirada en el grandioso imaginario
de los héroes que sacrificaron su vida
por legarnos la dicha y la concordia,
que gozábamos
antes del violento saqueo
de la patria inmolada
por desalmados,
provocadores del  caos
investidos de maledicencia
que tomaron la nación rica
e hicieron trizas sus riquezas
su cultura y la paz violada
por sus bajos impulsos,
traidores solapados en una democracia
maltrecha e irrespetada de la que se sirven
conspiradores corruptos.

Urgente la desobediencia civil, y la caricia
de las extremidades levantadas
por el coito alborotado de los ideales
que se inervan en la defensa de la patria.

Urgente una huelga de abrazos
donde la gente se sienta respetada
y vibre el corazón por un porvenir venturoso,
merecido, donde se erradique el hambre y la desdicha.

Urgente que unidos en el ahora
eterno y digno, miremos alto
la justicia y la libertad redimida.

Urgente rescatar con valentía
esa sociedad enferma
al borde de la ruina

Urge, todavía puede salvarse.




por Rodolfo Oreamuno Ramírez
Corrección de estilo y edición Gloria Serrato

4 comentarios:

  1. Me encanta ese compromiso y esa denuncia tan marcada de una realidad tan actual, urgente como bien lo cita el autor, urgente de una nueva reforma.

    ResponderEliminar
  2. Excelente como todo lo que haces, felicitaciones

    ResponderEliminar
  3. Es ya es urgente nuevos cambios, reformas , compromisos,,,,,,hasta cuando....felicidades por toda tu entrega

    ResponderEliminar

Gracias por sus reflexiones !