Páginas vistas en total

sábado, 6 de octubre de 2012

Algunos besos se queman en el filo.








Algunos besos se queman en el filo
del firmamento que es tu pubis,
no hay ausencias cuando te vienes
ni exigencias cuando te vas.
Yo puramente siento como me deshilo
como una espiga pueril
cada vez que apareces
desnuda con alas
tibia, mojada
multiorgásmica
enraizada al cosmos
libérrima
no subordinada
ni al deseo, ni a la ilusión
de los amores que no aman

No extrañaremos mañana
los Escalofríos repentinos
ni los goces sin censura.
El porvenir es sendero anodino
para tu espalda, tu cintura
para el ahora y el nirvana.

Siempre estamos completos
en el suspiro clandestino,
en el laberinto de nuestros delirios
y antojos nos sumergimos intactos.
En el torbellino
del vaivén erectos
y encendidos como cirios
nos devoramos con la luces encendidas.

Al otro lado del espasmo la soledad nos espera,
aguarda silente y nos custodia
detrás de la ventana del olvido.
Sabe que es pasajera nuestra compañía
y que mútuamente estaremos agradecidos
cuando ella abrace nuestros días.

Ahora la sangre se acelera,
el coito resplandece en nuestras bocas
y el sigilo se presta a la concordia
de vernos elevados a la milésima potencia
del éxtasis ahora, cuando eros vocifera
y el éxtasis supremo nos trastoca.





por Rodolfo Oreamuno

1 comentario:

Gracias por sus reflexiones !