Páginas vistas en total

martes, 22 de enero de 2013

SOY MAIZ HECHO DE MAIZ






Siembro este maíz ancestral

en mi rostro fértil 
para que crezca eterno 
en el surco de mi calavera 
bajo la tierra.

Que mi faz se convierta en mazorca 
y mis ojos en espigas florecientes,
milenarias de raíces voladoras.


Que mi postrer pálpito
no sea en vano
y brote antigua la vida.


Soy maíz hecho de maíz.


Hoy he muerto un poco,
lo confieso.

Quiero elevarme como el fénix 
de esta muerte convertido en grano de sol 
por el viento.

Añoro que el sueño de la chicha inmortal
sea parte del aliento supremo
que nos hace gritar rebeldía 
para erradicar la amenaza infausta
de monsanto en la tierra que nos alimenta.

 Los hijos de los hijos 
de maíz por siempre
hemos muerto un poco este día,
como cada día se muere 
ante este mundo inmundo,
para renacer en la victoria 
de nuestros ideales intactos.



  

.


..


...


.....



Por Rodolfo Gerardo Oreamuno Ramírez



jueves, 10 de enero de 2013

LA ETERNIDAD SE HACE UN FUEGO






Esas mentiras no me asustan,
sé que han hecho un mundo
de apariencias e injusticias,
sé que todo lo han hundido
con su falsedad desvergonzada,
sé que sus tinieblas nos atan
y sofocan en un grito rotundo,
sé que han clavado la malicia
contra el madero putrefacto
de un dios de roca depreciada.

Esas mentiras no son nada
frente a la rebeldía de un pueblo
que sabe levantar los brazos
con verdades libres de la asfixia,
que no sucumben ante la mordaza
ni titubean  cuando provocan
la  libertad de defender lo propio,
lo que ha sido vejado impunemente
por los artífices del hambre y la modorra.

En ese acto salvador
la eternidad se hace un fuego
que incurre en el presente
de nuestro clamor.

Los hijos de la victoria
se descubren,
se palpan
sin censura,
saben que sus pasos
marchan con cordura
en el albor de altos ideales.

Los hijos de la victoria
nunca menguados
ni siervos,
se valen
de su auténtico poder soberano
y causan urgentes
un nuevo estado de armonía,
abren el corazón y la mente
y se saben libres
bajo el límpido azul
de la patria redimida.






.
..
...
..
.


Por Rodolfo Gerardo Oreamuno Ramírez.

sábado, 5 de enero de 2013

VER LO QUE ES REAL




Ahora, yo mismo creo los molinos de viento,

los molinos del ensueño como incertidumbres
atadas a lo incognoscible que me espanta.
Los molinos que niegan lo único que es real,
y transforman en una petición de amor
-Disfrazada de espada y traición-
aquello que no aparenta ser lo que no es.
El ataque es creado por la demencia,
por la neurosis colectiva que amenaza
contra la armonía y la decencia.

Conflicto de fuerzas antónimas
dispuestas a perecer
en un combate contra gigantes.

Yo mismo he creado la guerra

¡qué pena y qué coraje¡

Ahora, decido ver de otra manera,
ver la pureza de la locura
y la victoria de la derrota,
ver la grandeza de lo insignificante,
ver la mar como la mar es
y al horizonte, lejano.
ver al cristo incólume
en su perpetua
placidez.

Ver al otro
es verme libre de ilusiones,
Ver al otro es sentirme
unificado… es tan solo
ver lo que es real
y no puede ser 
amenazado.






.
..
...

Por Rodolfo Gerardo Oreamuno Ramírez

NO EXISTE UNA CÁRCEL PARA EL ALMA



No existe una cárcel para el alma,
uno ilusiona que se encuentra preso
por su propia constancia en el deseo
insatisfecho. Uno se entera
hasta el último momento
que la celda ha sido
autoimpuesta,
que no existe lugar alguno
donde se pueda acorralar
maniatar y privar
él ánima que da la vida.

Puras ilusiones invento
para perseguir sombras
o esconderme de ellas
pura fantasía de mi mente antigua
que esta condicionada
al castigo y la culpa

No existen jaulas de oro para el alma
cuando uno se postra al filo de la corriente
y se deja seducir por la libertad del vuelo,
la vida se convierte en otra cosa
que no tiene nada que ver
con cautiverios, ataduras o penas
la vida se hace más vida
y se respira plena,
emancipada de nuestros
propios condicionamientos.








.


..


...


Por Rodolfo Gerardo Oreamuno Ramírez