Páginas vistas en total

lunes, 25 de febrero de 2013

MIL LIENZOS DE REBELDÍA




Hoy veo el sol
bajar por la escalera
de una nube,
se humedece la tarde
y se abriga la esperanza.

Cada que vez que veo
el velo incauto
de las vociferaciones
y letanías de horrorosa
burla homofóbica
 articulada transgresora... 
¡me entra una rabia!

La tarde con lluvia de febrero
lava y desinfecta también mis juicios
contra semejante atropello a los sentidos.

Hoy veo el arcoíris con plumas
de colores diversos sus verdades decir
como semillas brotadas de flores
ciertas que libres copulan
a favor del viento sereno
y a los corazones hace sonreír.

Hoy veo la conciencia liberada
que exhorta el vuelo de mil lienzos
de rebeldía porque es necesario
que todas y todos los seres humanos
vivamos felices y diversos.

Hoy veo la luna llena
subir por la escalera
de una estrella,
se pone fría la noche
y se abriga la esperanza.

Cada vez que veo
a mi gente levantar la voz
con valentía contra toda forma de injusticia,
contra toda afrenta a nuestra inteligencia
como signos de evolución humana
…me entra la alegría…




.
..
...
..
.




Por Rodolfo Gerardo Oreamuno Ramírez

martes, 19 de febrero de 2013

NIRVANA




Si la tierra volviera a nacer
sembraría un árbol de primero
uno grande que creciera muy alto
muy excelso…
Junto al árbol haría a un niño y una niña,
un colibrí y un jaguar pariría
si la tierra volviera a nacer.

Si la Tierra volviera a nacer
manaría de sus aguas
la memoria primigenia,
salpicaría de luces de colores
cada monte y cada río
si la tierra volviera a nacer…

Si la Tierra volviera a nacer
inventaría la paz y la armonía
en cada tramo de su geografía,
abrazaría la nube y la siembra,
liberaría sus más altas frecuencias
y resplandores, la Tierra
si se hiciera consiente de ella
misma a través de nuestra
condicionada existencia
volvería a nacer...

Seríamos el alfa y el omega!!

La Tierra imaginaría el inicio
de todas las concordias,
la mente de mujeres y hombres
al unísono elevándose en
la danza de los sueños
haría del nirvana un lugar común…






.
..
...
..
.




Por Rodolfo Gerardo Oreamuno Ramírez.


NO IMPORTA





No importa dónde pasaste la noche
dónde acomodaste los sueños esta mañana

No importa si naciste en cuna de oro
o en el pulguero de tu zozobra

No importa si esta sociedad cortó
tus alas y te vendió como esclavo
o fuiste sumiso al privilegio
del derroche desenfrenado

No importa tus  madrugadas sin techo
o si por el contrario te han acariciado
las sábanas inmaculadas de tus castillos

No importa tu pequeñez, ni tu grandeza,
tus privaciones, tu demasía
tu protuberancia ni tu flaqueza.

Nada de eso tiene valía…

Si logras romper los hierros  de la somnolencia
con las uñas del pensamiento propio
y te liberas, no te sientas inmortal
…eso tampoco importa mientras
sea un acto aislado o frugal…



.
..
...
..
.






Escrito por Rodolfo Gerardo Oreamuno Ramírez

viernes, 15 de febrero de 2013

VIVIR PARA SIEMPRE





Todos se marchan
subliman o maldicen sus vidas
para morir, para arrancarse
los sueños y dimitir.

Se marchan, fallecen
con ideales que serán olvidados
en el último aliento, al sucumbir
se marcharán mudas
sus palabras, oscurecerán
el hogar de la vida
mientras el semblante servil 
de sus cuerpos se aclara, 
se enfría y se pudre…

Todos se marchan, se van
se enmarañan con el éter.
Fundirán las ansias por vivir
en el fuego de sus grilletes.
Liberados aniquilarán todo
indicio de su existencia.

Todos se van a morir
en esta barca.

Los buenos y los malos
no existen.

Solo existen
los sumisos, 
los traidores
los perdidos 
los felices...
y por los siglos 
ninguno pervivirá


Todos se marchan,
nos dejan en el mismo trayecto
que marcharon,
en este sueño banal
de muertes de miedo
hambre, aburrimiento,
de pecados concebidos
capitales, ilusionados
en la guerra y las iglesias.

Nos dejan en este camino
de muerte accidental
transgénica, 
anónima, 
dolorosa,
apacible, 
anarca, 
natural
inevitable
que concurre a diario…

Mientras se mueren todos
yo sigo vivo, a la espera
que la savia de este mundo
deje de irrigar su esencia
en el ocaso de mi biografía.

Todos se marchan,
por eso nacimos.
Bastardos 
sin matria
hijos maldecidos 
por el patriarca
que envenenó la conciencia
paralizó la razón
y nos infundó el miedo a la parca.

¡Muerte a la muerte
yo quiero vivir para siempre ¡!








.
..
...
..



Por Rodolfo Oreamuno Ramírez