Páginas vistas en total

jueves, 14 de febrero de 2013

EL RÍO QUE SOMOS


El río que somos
se desangra cuesta abajo,
se rompe en la basura
y gime entre lloronas
moribundas, que beben
y vomitan venenos,
lombrices y renacuajos
arrinconados en la amargura
de su mortandad se abonan
con la escoria que zumben,
no se sienten ajenos
en la corriente
sino más bien
dichosos de ser despojos
hijos de la porquería
vertida de manos humanas


El río que somos
sin su consentimiento
llenó sus arterias de lava
tóxica corroída
mal oliente
de animales muertos
lanzados por sus dueños,
de ponzoña incrustada
con desprecio multinacional
de desecho e indiferencia


El río que somos
conserva su sueño inmortal
sediento de mar,
en el remanso de la sombra
rebusca la luz entre sus piedras,
el agua de río se revuelca furiosa
en el sendero de la noche,
añora llegar
a la inmensidad del océano
cristalina y vital


El río que somos
quiere reír
dar de beber a la niña,
la ninfa y el lirio,
quiere hundir sus brazos
en el pecho del valle,
y alimentar los campos
con su inmaculada presencia
pero sucumbe de pánico,
aterrado se niega emerger infinito
y se seca, se evapora, se esconde
detrás de la roca,
huye diáfano, renuncia
a derramar su bendita faz
sobre la espalda del mundo.












Por Rodolfo Oreamuno
















2 comentarios:

  1. Me gustan esas imágenes, gracias por compartir. Sigue adelante con esa poesía y cuídala bien, pronto veremos su poemario, espero.

    ResponderEliminar
  2. si una realidad, expuesta, con el sentimiento de una perdida, y la esperanza de encontrar una solucion, un cambio, en nuestra manera de vivir, destruyendo nuestros recursos, gracias, por mostrar lo q muchos no quieren ver amigo, excelente

    ResponderEliminar

Gracias por sus reflexiones !