Páginas vistas en total

lunes, 27 de mayo de 2013

MI ALMA ES TU ALMA.


     



       Cada uno tiene un alma,  
me dijeron desde niño. Y les creí.
Tengo una, mía propia y de nadie más,
así crecí con ella creyéndola
separada de las demás.

Yo cultivé mi alma con cantos y plegarias,
aprendí el catecismo para no quemarla
en el purgatorio junto al alma del pecador
quien sería castigado en el juicio final.

Me decían reza es bueno para el alma,
y yo rezaba, luego vino la desobediencia
juvenil y me fui con ella lejos de las iglesias.
Divagamos un tiempo corto en el mundo
de las vida perdida y las fiestas “espirituosas”,
pero mi alma se sentía desolada, una vacuidad.

Sabía que tenía un alma dentro de mí
por quien velar, entonces me alejé del vicio,
aprendí el arte de la meditación transpersonal,
el tantra y los caminos que buscan encumbrar
el alma de uno me enseñaron algo más…

Surgieron las preguntas,
¿En qué parte del cuerpo está el alma alojada?
¿Dónde están todas las almas de todos los muertos
desde que existe la humanidad?
¿Y la de los vivos al morir a qué lugar irán?
¿Tienen alma los animales no humanos?
¿Qué les da la vida si no es el atman de cada quien?
¿Dónde van sus ánimas cuando se los lleva la parca?
¡Tanto animal que nos hemos comido
que hemos asesinado indiscriminadamente
de la tierra, de las aguas y del aire!
¿Tienen alma las rosas, el ruiseñor?
¿La mariposa siendo gusano en espera que le salgan alas?
¿Tienen alma los delfines, las aves marinas,
las abejas que polinizan el maíz, las sierpes venenosas,
lo que vive, lo que se arrastra, camina o vuela?
¿Tiene alma lo vegetal, el bosque que está vivo
los mares y el planeta Tierra tendrá su alma también?

Quizá nuestro intelecto creó la separación,
de esa experiencia de tener un cuerpo cada uno
debió salir el mito de un alma para cada cual,
por eso tanta guerra santa y tanto criminal,
porque al otro lo considero separado de mí.

Cuando todas y todos los humanos
comprendamos que no hay separación posible,
que estamos unificados por una sola eterna y gran alma
daremos el salto cuántico. Juntos nos iluminaremos
en la era planetaria y crearemos el amor incondicional
entre todas las especies. La compasión será reconocer
que mi alma es tu alma, tu alma es la mía,
somos la misma esencia que nos creó
por los siglos de los siglos. Cuando morimos
nuestra alma prevalece, nuestros cuerpos
se hacen polvo en el polvo estelar
y trascendemos la dualidad
de este mundo terrenal.

Solo una alma existe y a todos nos pertenece, por un tiempo
por igual, ha sido la misma, la Fuente de Dios auto-inventándose
en nosotros por toda la eternidad.




.
..
...
..
.



por Rodolfo Gerardo Oreamuno Ramírez



4 comentarios:

  1. Hermoso, bello, mágico, unión total con la vida!

    ResponderEliminar
  2. Me has dejado con una cinta de imágenes hermosas, con el oído afinado, con la risa despejada y con el hálito del alma a punto de florecer.
    Gracias!
    Rolando Meléndez.
    El Salvador

    ResponderEliminar
  3. chachi piruli, ! me gustó ¡ gracias hermano

    ResponderEliminar

Gracias por sus reflexiones !