Páginas vistas en total

domingo, 29 de diciembre de 2013

NADIE ME DEBE NADA




Nadie me debe nada,
ni mis más grandes deudores
me deben nada…

La vida se ha tornado
un ínfimo exquisito,
quién quiera dejar abierta
la herida,
la deuda,
su karma,
no es libre de hacer
lo que le de la gana…

La vida se ha llenado
de inmensidad portentosa,
quienes deseen seguir atados
al engaño,
a la malacrianza,
al designio de error,
no son libres de hacer
lo que les de la gana…

La vida me ha enseñado algo
ínfimo e inmenso...
Nunca dar a los otros 
segundas oportunidades
 de hacerse daño a sí mismos 
por medio de uno.
Amar incondicionalmente,
sin permitir que un traidor
recaiga ante nosotros.


La vida es buena,
a cada uno su parte,
nuestra libertad infinita
está al filo de las otras,
si no nos libramos de la demencia,
de sacar ventaja de los demás,
de abusar y traicionar,
seguiremos penando
nuestras desgracias,
y haciendo a los otros 
un mal rato pasar.

…por eso
para ascender en esta vida
hoy comprendo que nadie me debe nada. 


.
..
...
..
.


Por Rodolfo Gerardo Oreamuno Ramírez.



1 comentario:

  1. Muy bien tocayo, una excelente muestra de la evolución que los seres humanos debemos trabajar.

    ResponderEliminar

Gracias por sus reflexiones !