Páginas vistas en total

viernes, 20 de junio de 2014

AMAR ES UN ACTO EXTREMO




Amar es un acto extremo.
Es un desdoblamiento
del equinoxio en la mollera,
un desatino del inconsciente
que abre puertas y libera,
un darse por entero
como se llena de colores
una primavera, es soltarse
uno mismo en una turbulencia
de desapegos que hacen sentir el ala
tan cerca del corazón que pareciera
la vida… de heliotropos violeta
y luciérnagas a tropel
una madriguera.

El amor de repente congela
el tiempo y la andanza ciega
de idolatrías y resentimientos
acumulados.

Expectativas de querer
lo que otro, ajeno, fabrica
en el amor no interesa…

…ausencia de fraude
en querer como se quiere
amar en el presente.

Lección de desapego

Amar no es un descuido con censura
Ni un atropello de lágrimas discurridas
en carruajes ardientes
y lastimeros que rompen la mejilla
y calcinan la esperanza
de la libertad incondicional.

Amar es una maravilla, amar
sin reservas ni privaciones,
con certeza de amor
inmaculado y perenne
amar así sin cobardías
ni dependencias
sin ataque
ni recelo
es un acto extremo…



.
..
...
..
.


Por RoGeO Ram

jueves, 12 de junio de 2014

ODAS AL MISILERO



En tus entrañas vienen unos hombres con botas 
forjadas para profanar quijadas
y hundirse en la carne de cañón.
Mártires en la mar, soldados son.
Listos para desafiar a la muerte
para ofrendarse por su patria 
o para matar a todos sus enemigos...
 ...serán héroes
del mundo demente cuando caigan…
 hundan sus huesos ardiendo en altamar.

Esos hombres que miran con soledad en sus ojos,
que se duermen culpando a sus víctimas de guerra,
que se hicieron fanáticos del estruendo endemoniado
de los misiles que se liberan de cada fogonazo,
esos hombres no tienen paz.

La bandera, el tambor y el misil.
La bandera, el tambor y el misil.
¡ Ohhh arma de guerra!
Huésped artillado que dormirá
unas noches sin zozobra anclado
en la misma costa que viera
aquellas carabelas de la maldición,
que trajeron los mismos dioses
quienes todavía hoy y desde siempre
engendran hombres que se arman
hasta los dientes para matar a la razón.

¡ Ohh misilero misilero !
Que cada día te preparás para eso que desconozco
batallas en la mar,
ataques navales,
bombardeos,
Ohh marineros en cubierta de plomo,
cegados por el ansia
atinarían en la testa
o la cámara del corazón
con aires de grandeza…

…por abastecimiento vienen colmados de misiles,
en sus mapas estamos como ruta
de suministros y provisiones
vienen a erigir su bandera de muerte,
 su imponente osadía,
a entonar su himno nacional
como un escupitajo a las otras naciones.
Son soldados, tienen hambre,
obedecen órdenes
de mercenarios mayores
que a punta de metralla
forjaron su valentía.
Son soldados
 que un día, siendo niños
jugaron a las escondidillas
…pensaron que habían nacido
en un mundo bueno…

Son marines en tus víceras misileras,
cagan y rezan, llevan la foto de sus esposas
entre sus pulcras pertenencias
en casilleros meticulosos
y limpian cada noche sus armas
antes de persignarse, esclavos belicosos.
Son marines y se respeta.


¡ Ohh misilero misilero !
¿Cuántas veces detonaste
tus artefactos de guerra?
¿Cuántas veces asediaste
en territorio enemigo?
¿Cuántas batallas campales,
victorias o derrotas
en nombre de una deshonrosa libertad?

Y… ¿qué habrás ganado al final de cuentas,
cuando no quede ni un alma
aterrada de miedo,
humillada, torturada, mutilada
por el espanto, la pólvora
y los agravios de tu tripulación?

¿Seremos misilero algún día libres de tus misiles?

.
..
...
..
.


Por: RoGeO Ram





martes, 10 de junio de 2014

ANTES QUE SEA DEMASIADO TARDE



A mis 42 no puedo decir que lo he visto todo,
quisiera vivir 3 tantos más en perfecta lucidez
y con prevaleciente regocijo por cada instante
que se prolongue como una caricia de Dios
a su hijo, bien-amado.

Sí, la vida como la conocemos ahora, puede
irse sin aviso alguno, con alevosía y ventaja,
y nada podremos hacer por extenderla…
Cuando llegue a su fin en este cuerpo,
la vida se transformará en otra cosa,
no interesa saber dónde yacerán
por siglos, nuestros restos, ahora.

Siento que la humanidad ya dio un salto
cósmico exageradamente liberador.
Pero aún eso, no lo sentimos todos
al unísimo. Quedan los achaques
de un mundo viejo aferrado
sin escrúpulos a su salvajismo,
todavía anestesiado para no sentir
la evolución de la especie humana
y nueva forma de darse con compasión
y amor inconmensurable…

Tantos desiertos recorridos
tantas callejuelas infectadas
de olvido y explotación
de unos a otros
por omisión y sin sentido.

Tantas desgracias ocurridas
Tantos rincones inmundos
a la intemperie ensangrentados
sin socorro posible
en abandono
en miseria
y alegato.

Hemos dado un salto
cuántico, si se quiere
rotundo cuando se levanta la mirada,
cuando pese a todo
encontramos una mínima justificación
para sonreír por un momento,
antes que sea demasiado tarde… 




.
..
...
..
.


Por RoGeo Ram